Vulnerable azul I
|
acrílico sobre tela · 30x30 · 2015

Sed de Vida

Seguí en mi océano de sosiego
hasta que estalló la tempestad,
mi ser se tambaleó y zozobró
y la angustia atenazó mi mente;
y entonces la vi,
vi la aleta dorsal de la verdad
asomar por una inesperada grieta
abierta en el útero,
la vi cortar las furiosas olas hacia mí,
me golpeó con su sinceridad brutal
y cortó de una sola dentellada
el cordón que me unía al edén
que resultó ser falso,
puro sucedáneo.

Lloré ante el cadáver del amor,
miré a los ojos a la culpa,
escuché la confesión del engaño,
el veneno me supo amargo;
me rompí de dentro hacia afuera
y rompí cada silueta y contorno
y cada línea del horizonte,
saqué los pies del marco
y me puse a golpear los lienzos,
y a golpe de sentimiento
nacieron masas de color
como para exorcizar la frustración,
toda la impotencia.

Vulnerable azul,
gris desengaño,
heridas y sal;
rosa certeza,
vértigo amarillo,
rabia y sangre;
verde empatía,
ocre perdón,
hambre abstracta
y sed de ser.

Sor Kampana