Carita

Secretos abiertos

“La Razón es la última que se entera de que los cuadros hablan de un nuevo mundo romántico poblado de hombres, mujeres (sobre todo), animales y monstruos con el corazón blanco, conscientes de sus pesares pero también del entero derecho a soñar como se quiera o como se pueda. Hay una versión de la condición humana que se repite en los cuadros de Teresa y –yo diría- gira en torno a nuestra dulce imperfección, al intento valeroso de asumirnos con nuestros sueños y nuestras carencias.

La pintura de Teresa reivindica el derecho a la atrevida timidez, a la pureza de los mejores deseos y se expande como una amistad sin estrategias, encaminada a la ternura, suceda o no con la frecuencia que quisiéramos

Federico Ruiz de Lobera

Link a texto completo