El viaje
|
Acrílico/ tela · 130x198cm

Surrealismo naif de Teresa

Teresa, es como pinta, pinta como habla, y habla como es.
Profunda, apasionada, sensible, directa y …sobre todo, tímida. (…)
Hay algo en los fondos de esta vigorosa pintora, ya sean ocres muy claros entreverados con amarillos más chillones, ya añiles decolorados como por el paso del tiempo, o sean grises verdosos, como enmohecidos, que nos habla de su amor por la naturaleza, de su permanente vocación humanitaria.
Y en las formas, en los trazos cada vez más firmes, hay un dramatismo que se acentúa con la ingenuidad –natural o ficticia, para la ocasión no importa- del imaginario circense que nos retrotrae a la infancia de la autora y –lo que es mejor- a la del observador complacido.(…)
El resultado es majestuoso y provocador pues de las simetrías y de las composiciones más armoniosas hace sustrato de tal juego de colores y formas que la conclusión concita la frescura.“

José María Lozano Velasco.

Link a texto completo